Milán, Bérgamo, Lago Maggiore, Lago di Como

Siempre que pensamos en una escapada el país que más nos gusta es Italia. Un país con mil encantos y un sinfín de lugares perfectos, además de una cocina que te tiene que gustar si o si!! Esta vez elegimos Milán como base para visitar sus lagos y alrededores.

Milán

Se suele decir que Milán es una ciudad con poco que ver, aún así, hay ciertas visitas imprescindibles que hacen la ciudad especial.

El corazón de la ciudad es la Piazza del Duomo. Esta catedral gótica – Duomo (entrada 2€) – es uno de los edificios más importantes de Milán y merece la pena visitarlo por las espectaculares vistas desde su terraza panorámica. Atención, si lo visitáis en verano hay que llevar las rodillas y hombros cubiertos, lo controlan muchísimo!

La terraza ocupa prácticamente toda la superficie del tejado y ofrece la posibilidad de pasear por las alturas mientras se contemplan las preciosas vistas de la ciudad. Es también muy interesante la visión de los pináculos y las esculturas del tejado de cerca. Es posible acceder a la terraza tanto a pie, utilizando unas escaleras bastante cómodas (8€), como utilizando el ascensor (13€).

Entre la plaza del Duomo y el Teatro alla Scala se encuentra la Galleria Vittorio Emanuele II, un edificio construido entre 1865 y 1877, formado por dos arcadas perpendiculares cubiertas por una bóveda de vidrio y hierro. Aquí se pueden encontrar, además de agradables restaurantes con terraza, las tiendas más elegantes de la ciudad.

El Teatro alla Scala (entrada 7€), ubicado en la bonita Piazza de la Scala, es uno de los teatros de ópera más famosos del mundo. Ha sido el lugar de estreno de importantes óperas a lo largo de la historia, como Otello y Nabucco de Verdi, o Madame Butterfly de Giacomo Puccini. El teatro solo puede visitarse asistiendo a una de las obras o visitando el museo del teatro que permite recorrer el vestíbulo además de contemplar la sala del auditorio desde uno de los pequeños palcos.

El Castello Sforzesco es otro de los monumentos emblemáticos de la ciudad. Fue construido como fortaleza durante el siglo XIV y en la actualidad alberga algunos de los mejores museos. Si no estáis interesados en visitar los museos, os recomendamos que entréis a conocer el extenso patio central del castillo que se encuentra abierto al público de forma gratuita.

filarete02

La Iglesia de Santa María delle Grazie, construida en 1463, no destacaría sobre las demás iglesias de la ciudad si no albergara la reconocida pintura de La Última Cena. La entrada (10€ + 2€ de la reserva) se tiene que reservar con bastante antelación ya que las visitas se realizan en pequeños grupos para evitar las grandes aglomeraciones. Tener en cuenta que no está permitido realizar fotografías.

La Última Cena de Leonardo da Vinci aún se puede contemplar en su primera ubicación, la pared del comedor del antiguo convento de los dominicos de Santa Maria delle Grazie. Es una enorme pintura de 460 centímetros de altura y 880 de anchura. Esta escena ha sido retratada por diferentes artistas, pero Leonardo da Vinci ha plasmado de forma original uno de los momentos más especiales de la cena, justo después de que Jesús anunciara que uno de ellos era un traidor. La pintura es capaz de captar las reacciones de asombro, espanto y estupefacción de los apóstoles.

Existen muchos otros lugares de interés en esta vibrante ciudad pero para nosotros estos serian los 5 imperdibles en una escapada a Milán.

Bérgamo

Encantadora! Bérgamo es una ciudad pequeña, a tan solo 60 kilómetros de Milán, y por eso es sencillo hacer una escapada de un día desde la capital de Lombardia. Tardamos poco más de una hora en coche.

La Ciudad de Bérgamo se encuentra dividida en dos partes: “Ciudad Alta” y “Ciudad Baja”. La “Ciudad Alta” se encuentra empinada en la montaña. Es la zona más antigua de la ciudad, totalmente amurallada, con edificios y palacios históricos. La “Ciudad Baja” es moderna, casi toda desarrollada a inicios del siglo XX.

IMG_20160514_145933

Aparcamos en la “Ciudad Baja”, en un parking muy cercano al funicular que conecta las dos partes de la ciudad. Este funicular es uno de los más antiguos de Italia (más de 120 años) y en tan solo cinco minutos os ahorra una larga subida a pié hasta la “Ciudad Alta”. Las vistas son impresionantes y el ticket ida y vuelta vale tan solo 3€.

La principal atracción turística de la “Ciudad Alta” es caminar por sus callejuelas adoquinadas y perderse en ellas contemplando la belleza de sus edificios. Encontraréis plazas y rincones preciosos para hacer mil fotos!

La plaza más conocida es la Piazza Vecchia, corazón de la ciudad y donde confluyen todas las calles. Es un espacio encantador, con palacios medievales y del Renacimiento y la bonita “Fontana dei Contarini”. Pero lo mejor de esta plaza es disfrutar de ella sentado en alguna de sus terrazas mirando la gente, artistas callejeros, niños jugando, ajetreo de ciclistas paseando, turistas haciéndose fotos, etc. Es una plaza con mucha vida!

En la misma plaza podemos ver la Torre Cívica, símbolo del Bérgamo Medieval, ofrece la posibilidad de contemplar la ciudad desde lo alto de sus 52 metros.

La bonita Capilla Colleoni que está cruzando el pórtico del Palacio de la razón en la misma Piazza Vecchia; es una verdadera obra de arte arquitectónica del renacimiento lombardo. En el interior de la capilla podéis admirar valiosos frescos realizados por Gian Battista Tiepolo.

ae8bd9c3443b618972002463aac3815a_05409161

El Duomo y la Basilica de Santa Maria Mayor son otras dos iglesias de visita obligatoria. El interior de ambas es como un museo con muchos frescos y obras de arte italianas de grande valor.

bergamo-italia

La Fortaleza de Bérgamo está en una de las laderas de la ciudad alta. No se sabe con seguridad de cuando data su construcción, pero se estima que su origen es del siglo IV A.C. durante la dominación celta. Hoy en día es la casa de un interesante museo histórico de Bérgamo y en sus jardines podréis admirar interesantes obras dedicadas a los caídos de la primera guerra mundial.

Sin duda recomendamos Bérgamo si os vais a alojar en Milán unos días. Es una ciudad encantadora, con un ambiente fantástico y una escapada óptima del bullicio de Milán!

Lago Maggiore

El Lago Maggiore cuenta con una superficie de 212 kilómetros cuadrados y es el segundo lago más grande de Italia, por detrás del Lago de Garda. Los tranquilos y encantadores pueblos que rodean el lago fueron embellecidos con iglesias y pinturas, y se construyeron preciosas villas y jardines, gracias a la riqueza de la familia Borromeo.

20160515_141643Al ser un lago tan grande nos era imposible conocerlo todo en esta escapada, así que fuimos directos a la ciudad de Stresa desde donde se pueden visitar las Isole Borromee – Isola Madre, Isola Superiore, Isola dei Pescatori y Isola Bella.

En la más grande de las islas del lago – Isola Madre – hay un precioso palacio además de un jardín con las plantas más exóticas y por donde encontrareis pavos reales blancos en libertad.

La otra isla que visitamos fue la Isola Bella – el antiguo pueblo pesquero que ocupaba la isla fue convertido en un precioso oasis en el que se encuentra un palacio barroco y un precioso jardín. Aquí estuvimos horas… nos encantaron los jardines y sus vistas. El cielo azul invitaba a disfrutarlo al máximo.

Lago di Como

Lagodicomo

El Lago de Como es el más cercano a Milán y por eso el más turístico de todos. Es muy fácil llegar en tren pero nosotros hicimos ruta en coche. Está rodeado de bonitos pueblos en los que se pueden pasar unas vacaciones tranquilas y muy especiales. Algún día lo haremos!

Tiene forma de “Y” griega invertida formada por tres largos brazos; al oeste se ubica la localidad de Como, al este se encuentra Lecco y al norte está Colico.

Esta vez hemos estado en dos pueblos – Bellagio y Como.

Ubicada en la estrecha franja de tierra que más se adentra en el Lago de Como, Bellagio es la localidad más famosa del lago. Es un pueblo muy agradable con estrechas y empinadas callejuelas que ofrecen magníficas vistas del lago.

La ciudad que da nombre al lago – Como – fue fundada por los romanos en el año 196 a.C.. Es un destino turístico muy frecuentado gracias a sus paisajes espectaculares y la proximidad a la ciudad de Milán (solo una hora en tren). La subida a Brunate para ver las vistas, es imperdible! Se puede coger el funicular desde Como hasta Brunate o subir caminando sus empinadas calles de adoquines; eso sí los arboles os protegerán del sol y calor. Desde la terraza del Faro Voltiane se puede apreciar casi todo el lago bien como la ciudad de Como.

La región de Lombardia tiene oferta para pasar unas semanas alrededor de sus lagos y pueblos. Nosotros lo vamos haciendo en escapadas de pocos días, disfrutando al máximo el poco tiempo que tenemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s