Hong Kong

Hong Kong es una de las regiones administrativas especiales de China y una ciudad de contrastes. La isla de Hong Kong es uno de los centros financieros más importantes del mundo con sus rascacielos y ambiente occidental, en cambio la península de Kowloon mantiene lo más tradicional de la cultura asiática con sus barrios y tiendas característicos y un hervidero de gente circulando a todas horas.

Nosotros nos quedamos con la sensación de que Hong Kong ha tenido su auge en los años 90 pero ahí se quedo estancado. Igualmente es una ciudad que nos ha gustado mucho y tuvimos dos días sin parar para lograr visitar todo lo que Hong Kong tiene para ofrecer.

Pico Victoria – Victoria Peak

Es la montaña más alta de la isla de Hong Kong con 552 metros de altura, y también el mejor mirador de la ciudad. Nosotros hemos subido durante el día y había un poco de niebla así que las vistas no eran del todo las más espectaculares. Si tenéis la oportunidad esperar a un día despejado para disfrutar aún más de esta experiencia.

En la cima hay centros comerciales, restaurantes y el Sky Terrace 428, una terraza panorámica desde la cual se tienen las mejores vistas.

Hay diferentes opciones para subir al Pico Victoria. Nosotros hemos subido con el funicular que lleva funcionando desde 1888. Al comprar la entrada también podréis comprar el SkyPass que os da acceso a la terraza con las mejores vistas. La otra opción, que nosotros hemos utilizado para bajar, es uno de los buses – 15 o 15C – que podéis encontrar en la estación de autobuses que hay en la cima.

Mong Kok

Como no podía dejar de ser en cualquier ciudad asiática, el barrio comercial es una de las zonas más animadas, tanto de día como de noche, e ideal para ir de compras, pasear o comer en alguno de los muchos restaurantes que existen. La gastronomía en la ciudad es extremadamente variada y rica. Está en la península de Kowloon y nosotros nos hemos alojado una de las noches en esta zona especial y cargada de encanto con sus calles antiguas llenas de carteles de luces de neón como si estuviéramos en los años 90.

Mong Kok es la mejor zona para hacer compras ya que sus tiendas están agrupadas en función de los productos que se venden:

  • Ladies Market: uno de los mercados más populares de Hong Kong en el que se pueden encontrar todo tipo de productos.
  • Mercado de los Pájaros: aunque no os interese comprar un pájaro, es muy curioso visitarlo.
  • Mercado de las Flores: flores y plantas para todo tipo de ocasiones.
  • Fa Yuen Street: ropa y equipamiento deportivo.
  • Goldfish Street: tiendas de peces y acuarios. Es curioso ver cómo venden los peces en bolsas de plástico.
  • Photocopy Street: es la calle ideal para fotocopiar todo tipo de documentos.
  • Tile Street: venta de material de construcción.
  • Sai Yeung Choi Street: ideal para comprar productos informáticos y cosméticos.

Tsim Sha Tsui

Una de las zonas más populares de la ciudad, localizada al sur de la península de Kowloon, es el lugar desde el que se tienen mejores vistas a la bahía de Hong Kong. Aquí se encuentra la Avenida de las Estrellas; una copia de la Avenida de las Estrellas de Los Ángeles pero con los nombres de las estrellas de actores chinos.

Hay otros puntos de interés como el muelle donde se puede coger el Star Ferry, un barco que cruza desde Kowloon a la isla de Hong Kong. La Clock Tower que es la única parte de la estación de tren de Kowloon que aún sobrevive. Su construcción finalizó en 1915 y tiene 44 metros de altura. El Parque de Kowloon es una extensa zona verde ideal para descansar y relajar en medio de la bulliciosa ciudad.

Aquí se encuentran también los Museos de Arte y del Espacio de Hong Kong.

Monasterio Po Lin y Gran Buda

El Monasterio Po Lin (significa Loto Precioso) es el monasterio budista más importante de Hong Kong. En el templo se encuentran tres estatuas de Buda que representan el pasado, el presente y el futuro y numerosas inscripciones budistas. Con un poco de suerte durante la visita tendréis la oportunidad de ver a los monjes en pleno oficio.

El Gran Buda es una extensión del Monasterio y simboliza la unión del hombre con la naturaleza. La estatua tiene 34 metros de altura y pesa 250 toneladas; tiene como base una hoja de loto y está rodeada por pequeñas estatuas de dioses que representan la inmortalidad. Es la representación de buda sentado más grande del mundo. Para subir hasta la estatua hay que sobrevivir a los 268 escalones que la separan del suelo. Arriba las vistas son magnificas y también se puede entrar al interior de la estatua para visitar la exposición permanente.

Ambos se encuentran en Ngong Ping, la parte más elevada de la isla de Lantau. Hay dos opciones para subir desde la parada de metro Tung Chung: el bus número 23 es más barato pero tarda cerca de 1 hora por el mal estado de las carreteras y además os perdéis las vistas que el Teleferico Ngong Ping 360 os brinda durante los 25 minutos de trayecto.

Templo Wong Tai Sin

Es uno de los templos más conocidos y populares de Hong Kong y tiene una parada de metro justo al lado de la entrada – Wong Tai Sin (línea verde). Dicen que aquí se conceden todos los deseos que se pidan así que lo hemos intentado por si acaso 😉

La verdad es que es una visita muy agradable por su colorido estilo tradicional en un entorno natural muy bonito. Nos olvidamos por momentos de los rascacielos y tráfico que nos rodean y entramos en un mundo de tranquilidad y belleza. El templo cuenta con una superficie de 18.000 metros cuadrados a lo largo de los cuales se encuentran espacios como el Pabellón de Bronce, el Salón de los Archivos, la Fuente Yuk Yik, el Santuario Yue Heung, el Muro de Tierra o el Jardín de Buen Deseo.

Symphony of Lights

Es el espectáculo más conocido de Hong Kong; una sinfonía de luces y sonido que se proyecta en los edificios que forman el skyline de la ciudad. Se puede ver cada día a las 20h00 y según hemos leído comprende cinco fases con significados diferentes: despertar (crecimiento de Hong Kong), energía (la fuerza de Hong Kong), herencia (su cultura y tradición), colaboración (la unión de las dos partes de la bahía en una sola) y celebración (el próspero futuro de la ciudad). Sinceramente, nosotros no hemos notado ninguna de las fases en la media hora que dura el espectáculo.

20170912_195819

Aunque se diga que es un espectáculo obligatorio para quien visita Hong Kong; para nosotros es bastante mejorable y llega a decepcionar porque esperábamos mucho más. Igualmente lo recomendamos ya que la mejor zona para verlo es  Tsim Sha Tsui, entre la Avenida de las Estrellas y el Centro Cultural de Hong Kong; y es una bonita zona para un paseo nocturno por el ambiente que hay, con mucha gente y food trucks para picar algo mientras se camina.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s