Malasia

Malasia es uno de los países que mas nos han sorprendido! Estuvimos dos semanas en ruta y hemos encontrado un poco de todo: grandes y modernas ciudades como la capital Kuala Lumpur; magníficos parques naturales en la isla de Borneo; playas paradisíacas en Langkawi y una exquisita gastronomía en Penang.

Kuala Lumpur

Vibrante, caótica y multicultural, la capital de Malasia tiene todos los atractivos de una gran ciudad del sudeste asiático sin perder la esencia de esta parte del planeta.

20161127_085553

Por sus dimensiones y geografía complicada, lo mejor es usar el metro, llamado LRT Monorail, para llegar a donde queréis con tranquilidad. Eso si, es increíble la cantidad de prohibiciones que hay en los transportes públicos, incluyendo la de no besarse! Los taxis son otra opción para moverse ya que son baratos pero tienen el problema del tráfico que hay a muchas horas, además hay muchos taxistas que intentan negociar la carrera y se rehúsan a usar el taxímetro…

La postal de esta capital son las Torres Petronas, de 452 metros de altura y que un día fueron los edificios más altos del mundo. Diseñadas por el argentino César Pelli, son tan impresionantes y bellas que hay que verlas a distintas horas del día y desde cualquier ángulo posible ya que siempre se ven espectaculares y es imposible esquivar su magnetismo y magia. Es posible subir al puente que las une a 170 metros de altura (Skybridge), aunque hay una limitación de 1000 personas por día, así que tendréis que madrugar si queréis subir y, una vez mas, lo mejor es comprar los tickets con antelación.

El Barrio Chino de Kuala Lumpur tiene de todo lo que se espera de un lugar así: bares, restaurantes, cientos de tiendas, ropa falsificada, regateos y millones de productos a la venta a muy buenos precios. La calle principal y la más conocida es Jalan Petaling, por la que pasan miles de personas y turistas cada día. Los vendedores pueden llegar a ser muy cansinos así que preparaos para perder unas horas intentando comprar algunas piezas. El arte de regatear es lo que puede marcar la diferencia entre conseguir algo a buen precio o salir vencido por el cansancio.

Otra de las visitas imprescindibles de la ciudad es visitar el Templo de Sri Mahamariaman, construido en 1873 es el más antiguo de la ciudad y en él destaca su fachada principal, con una enorme torre de 23 metros con 228 dioses que custodian la entrada de uno de los templos más queridos de la ciudad.

Bathu Caves

Están tan cerca de la capital, apenas 13 kilómetros, y son tan fáciles de acceder que son una visita obligatoria cuando se visita Kuala Lumpur. Tomando el tren en la estación central se tardan unos 35 minutos en llegar a los pies de estas fantásticas cuevas dedicadas al dios Murugan, adorado en el mundo hindú por millones de personas.

Entre lo más llamativo de las Bathu Caves se encuentra la mayor estatua del mundo del dios Murugan, con más de 42 metros de altura que preside una intimidante escalera de nada más nada menos que 272 escalones!!! Hay que llevar ropa cómoda y mucha agua, porque la humedad te hará querer desistir en seguida. Ademas hay que estar atentos a los miles de monos que pululan por la zona en busca de algo que puedan robar de tus manos, sea comida, móviles o cámaras!

Una vez arriba, la entrada a la cueva principal es espectacular. Se denomina “la catedral” y tiene unos 100 metros de altura. Dentro de ella hay templos y más escaleras!

Ya de regreso al tren hemos visitado otra cueva que hay al salir del complejo a la derecha donde se pueden apreciar una serie de estatuas de dioses hindúes bastante coloridas y llamativas.

Borneo Malasio

El Borneo malasio es gigantesco y está lleno de parques naturales y pequeñas islas. Nosotros, por tiempo y ruta solo hemos podido visitar la zona de Kuching y los parques naturales de esa zona.

Kuching

Es la ciudad más sofisticada y dinámica de toda la isla de Borneo. Tiene un paseo marítimo con encanto que tanto de día como de noche invita a una caminada. Las vistas del Astana (residencia oficial de los gobernadores) y sus jardines, bien como de la Asamblea Estatal de Sarawak (con su peculiar techo dorado) son impresionantes. Se pueden hacer pequeños cruceros por el río, de día o de noche.

Otro de los atractivos de la ciudad son el Antiguo Chinatown con sus casas de época colonial y coloridos templos chinos y el Nuevo Chinatown con comercios chinos y cafés. Además, en Kuching todos los museos son gratuitos! El Museo de Sarawak nos deja con una visión general de los pueblos y hábitats de Borneo.

Parque Nacional de Bako

Hemos dedicado un día entero a visitar este parque natural que se encuentra 37km al 20161204_101518noroeste de Kuching. Desde el centro se puede coger el bus numero 1 que tarda cerca de 1 hora en llegar al muelle de donde se tiene que coger una lancha rápida que nos deja en una de las playas del parque. Hay que mojarse para llegar hasta la playa una vez que las lanchas nos dejan en la orilla así que id preparados para descalzarse y subirse los pantalones!!

Una vez en el Parque hay que registrarse en la oficina y apuntar que rutas se van a hacer. Hay más de 15 diferentes, clasificadas por colores dependiendo de la dificultad que tienen. Hay breves paseos y senderos complicados que pueden ser de todo un día. La única opción de comida es un pequeño restaurante al lado de la oficina con buffet de 2 o 3 platos a elegir. Mucho cuidado con los monos en esa zona porque están al tanto de cada plato de comida que pueden pillar, a mi me han robado mi chocolatina y el pollo!!!

Hay mucha gente que opta por dormir una noche en el parque. hay albergues sencillos pero pequeños por lo que reservar con antelación es una necesidad. Nos han dicho que los paseos nocturnos con un guardabosques son espectaculares… nosotros hemos hecho 3 diferentes rutas antes de volver a Kuching.

Este parque es un retiro perfecto para conectar con la naturaleza y fauna de la región. Los monos narigudos que se pueden ver en la playa son muy graciosos! Se han visto cocodrilos en algunas playas por lo que aconsejan a no bañarse! Nosotros no hemos visto ninguno!

No os olvidéis la crema solar y mucha agua! La humedad al caminar por el bosque es impresionante y puedes tardar muchas horas en volver a la zona del restaurante para comprar más agua.

Reserva Natural de Semenggoh

Es uno de los mejores lugares del mundo para ver orangutanes en estado semisalvaje en su hábitat natural. Se puede visitar en una mañana desde Kuching con el bus K6. Os recomendamos preguntar en la oficina de turismo por los horarios y la parada porque no es muy fácil de encontrar! Tarda cerca de 1 hora en llegar al parque.

Nosotros fuimos por la mañana temprano porque los orangutanes son alimentados a las 9h00 y a las 15h00 pero si vais por la tarde el parque cierra a las 17h00 pero el último bus de vuelta era a las 16h00 así que lo vimos todo muy apretado. Por la mañana siempre vas más tranquilo.

Para llegar a la reserva desde la taquilla del parque hay dos opciones: caminar cerca de 30 minutos por la carretera disfrutando de la naturaleza o coger una furgoneta que os acerca por poco dinero.

Hay un pequeño museo con fotos y explicaciones de la familia de orangutanes que ahí vive actualmente. Cada uno tiene su nombre y es increíble como los tratadores los conocen a todos y los distinguen perfectamente. A las 9h00 colocan la comida (frutas y verduras) en diferentes espacios y es cuando se empiezan a acercar poco a poco para comer. Eso si, nunca mirar a los ojos el macho dominante, nos han dicho que puede ser bastante peligroso!

El factor suerte tiene mucho que ver en este parque. Hay días en que pocos se acercan y días en que casi toda la familia se deja ver. Nosotros no nos podemos quejar porque los hemos podido ver bien de cerca!

Langkawi

Hemos estado dos días en esta isla y nos hemos alojado en la zona de Pantai Cenang, una de las mejores playas pero, eso si, también una de las zonas más turísticas. La playa es verdaderamente espectacular, con arena blanca y mar azul, pero depende de la época está llena de turistas y empresas de deportes acuáticos.

En Langkawi no hay transporte público, las opciones son taxi o alquilar una moto, cosa que nosotros no hicimos porque teníamos solo dos días así que nos quedamos en la playa relajados y otro día nos fuimos de paseo a ver el Sky Bridge. Cogimos un taxi en Pantai Cenang y en unos 15 minutos llegamos ya que la isla es bastante pequeña.

Antes de coger el teleférico que os sube al Sky Bridge, existe un parque con diferentes atracciones para adultos y niños. Los tickets se pueden comprar online o en la misma taquilla del parque. Hay diferentes opciones que combinan el Sky Bridge con algunas de las atracciones como el Museo 3D Art Langkawi, Sky Rex, Sky Dome, etc. Nosotros compramos el combo completo ya que los precios son bastante accesibles y así nos pasamos el día entero entretenidos.

Pero sin duda, lo más impresionantes es subir en teleférico al Sky Bridge, uno de los puentes colgantes más largo del mundo. Fue construido en 2004 y está sostenido por un pilar de 82m de altura. Desde la cima, y en un día poco nublado, se puede ver toda la bahía de Pantai Cenang, las montañas de Langkawi y la isla tailandesa de Koh Lipe. Partes del suelo del puente son de cristal lo que permite ver lo alto que está (no recomendable a personas con vértigo!). Una visita obligatoria a los que visitáis la isla de Langkawi.

Penang

Arte y gastronomía son los principales atractivos de la isla de Penang, la más poblada de Malasia, situada al noroeste de la península de Malaca.

Para moverse por Penang lo mejor es utilizar el transporte público. Los autobuses son frecuentes y unen toda la isla. El precio del billete depende de la distancia del trayecto, y va desde 1 hasta 4 ringgit (0,20€ a 0,80€). Nosotros hemos llegado en avión desde Kuching y fue muy fácil encontrar el bus que nos llevaba directos al hotel (eso si, tardamos cerca de dos horas! Aunque la isla sea pequeña, las carreteras no son las mejores!).

Caminar por las calles de George Town, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es como recorrer los pasillos de un museo. Encontrareis murales de pintura en cada esquina, numerosos templos de diferentes religiones y infinitos puestos de comida callejera. Es un lugar absolutamente mágico.

Es un ciudad donde diferentes religiones conviven en armonía. Podéis visitar el Templo hindú Mahamariamman; la Mezquita Kapitan Keling y la Iglesia anglicana de San Jorge. Nosotros estuvimos apenas un día y medio así que no tuvimos tiempo para mucho más, nos lo tomamos con calma y disfrutamos la ciudad.

Hay un Parque Natural de entrada gratuita, que según hemos leído tiene unos senderos guapos por la selva y acceso a bonitas playas; pero como veníamos de Borneo y de 3 días de parques naturales, acabamos por no visitarlo y dedicarnos más a la ciudad de George Town.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s