Dublin

Hemos celebrado el cumple de Samu con un viaje sorpresa (el no tenia ni idea donde iba!) a la ciudad de Dublin. Hay muchas cosas que visitar en esta ciudad, pero si solo tenéis un fin de semana es un destino perfecto para una escapada de dos días. La capital de Irlanda, además de su centro histórico, es conocida por sus pubs, parques y museos.

Nosotros llegamos el viernes por la tarde y volvimos el domingo también por la tarde y la verdad es que nos ha cundido bastante el tiempo.

Dependiendo de donde os alojáis existen diferentes opciones para llegar desde el aeropuerto al centro. Los buses 747 y 748 valen 7€ (billete sencillo) o 12€ (ida y vuelta) y pasan por varias zonas del centro.

Cárcel de Kilmainham

La mejor visita de la ciudad! Transformada en museo, esta antigua cárcel es un lugar simbólico y con mucha historia ya que muchos de sus presos lucharon por la independencia de Irlanda del Reino Unido. La visita al interior de la Cárcel de Kilmainham es guiada y dura cerca de una hora; es mejor reservar el ticket (8€ adulto) con antelación en su pagina web ya que suelen agotarse rápidamente.

Durante la visita se pueden ver las celdas y las zonas comunes que permanecieron impasibles ante las innumerables ejecuciones. Aquí se encarcelaban todo tipo de prisioneros – hombres, mujeres, niños – por días, meses o años. El patio central ha sido escenario de varias películas (The Italian Job -1969; El hombre de Mackintosh – 1973; En el nombre del padre – 1993; Michael Collins – 1996; Boondock Saints -1999) y es un impresionante espacio abierto de tres plantas pensado para un mejor control de todos los prisioneros y muy común en las cárceles de hoy día. La visita termina en el patio, donde se ejecutaron a varios líderes revolucionarios de la República de Irlanda.

Cuando acaba la visita guiada se puede acceder al museo donde una serie de documentos, fotografías y relatos nos explican un poco más de la historia de este sitio y del país.

Guiness Storehouse

La fábrica y almacén de la cerveza Guinness es otros de los lugares de visita casi obligatoria en Dublin. En este templo para los amantes de la cerveza, se aprenden todos los pasos para la elaboración de la cerveza negra con más fama mundial. El recorrido pasa por las 7 plantas del edificio y termina en la azotea, en el conocido Gravity Bar, un buen lugar para admirar las vistas de la ciudad (si el día está despejado mejor!!) degustando una pint que está incluida en el ticket de entrada.

En nuestra opinión la visita no vale los 17,50€ que nos ha costado el ticket. Aunque es un local interesante, creemos que por ejemplo la Cárcel de Kilmainham es mucho más impresionante.

Trinity College

the-old-library-trinitySituado en pleno corazón de Dublín y construido sobre un antiguo monasterio agustino, Trinity College es la universidad más antigua de Irlanda, establecida en 1592 por la reina Isabel I. Se puede visitar la Old Library, una de las bibliotecas más bonitas del mundo. Es un lugar fascinante; la sala principal de unos 64 metros de largo cuenta con numerosas estanterías de madera con cerca de 200 mil libros antiguos y manuscritos. El Libro de Kells, considerado la pieza principal del cristianismo celta, es un manuscrito de 800 páginas datado del año 800 y la principal atracción de este recinto.

Temple Bar

En el centro de la ciudad está uno de los barrios más populares con sus estrechas y adoquinadas calles llenas de pubs y restaurantes. Aquí la cerveza es reina y la música en directo entretiene a turistas y locales cada día al fin de tarde.

Eso si, hay que adaptarse a las costumbres irlandesas y salir de copas hacia las 16h o 17h de la tarde. A esa hora ya todos los pubs están llenísimos, el ambiente es espectacular y la música en directo es la reina. Nosotros estuvimos en Temple Bar, el más famoso por tener el nombre del barrio. Es un pub gigante, muy decorado, con diferentes salas y barras. Pero donde nos lo pasamos mejor fue en el Oliver St John Gogarty, la música nos encantó.

Durante el día, Temple Bar acoge diferentes mercados como el Food Market (mercado de comida), o el Book Market (mercado de libros de segunda mano).

St Patrick´s Cathedral

IMG_20180128_152125_308Es la iglesia más grande del país y está dedicada al patrón de Irlanda – San Patricio; fue erigida junto a un pozo en el que este bautizó a los conversos alrededor del año 450. La iglesia es actualmente de estilo gótico con un interior muy recargado de esculturas y decoraciones. Merece la pena detenerse en la pila bautismal, que se conserva de la época medieval.

Callejear

Es lo que más nos gusta y es como de verdad descubres la ciudad. Dublin tiene un gran número de calles peatonales y comerciales como O´Connel Street, la principal avenida, muy ancha y larga siempre llena de gente. Henry Street, perpendicular a la anterior y llena de tiendas y centros comerciales. Grafton Street en el casco antiguo, une el parque St Stephens Green al Trinity College y es también una vía comercial.

En resumen, recomendamos mucho la ciudad de Dublin para una escapada de dos o tres días. Sin saber decir el porque, sientes que te quieres quedar más tiempo e incluso olvidas los días grises y la lluvia que casi siempre están presentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s