Colonia, Bonn, Dusseldorf

Hemos aprovechado el puente de Mayo para escapar a Alemania y conocer 3 ciudades que están muy cerca las unas de las otras y se pueden visitar en 3 dias.

Bonn

Amanecemos con un día gris pero salimos a recorrer el casco antiguo de Bonn; es pequeño pero encantador y en un par de horas lo hemos podido ver por completo. Sus calles peatonales estaban vacías y parecía que solo nosotros nos habíamos despertado temprano. La  verdad es que un domingo a las 9h no suele haber mucha gente paseando… 🙂

Entre sus principales atracciones está la céntrica Casa de Beethoven, un monumento y museo en recuerdo del lugar de nacimiento del compositor; el antiguo Ayuntamiento barroco que domina la Plaza del Mercado y la Catedral, una iglesia con claustro románico y elementos góticos.

 

Después de visitar el centro de la ciudad hemos cogido un tren a Dusseldorf, pero al parecer no existen trenes directos porque hemos tenido que coger un tren a Colonia y de ahí a Dusseldorf. Hemos tardado una hora y media en el trayecto completo y nos costó 37€ para los dos.

Dusseldorf

Es la capital de Renania Septentrional-Westfalia en el centro de Alemania. Dusseldorf es un importante centro financiero, de manufacturas y transportes, una ciudad moderna y cosmopolita.

Hemos llegado sobre el mediodia y teniamos toda la tarde / noche para recorrer la ciudad. La avenida Königsallee, situada en pleno centro de la ciudad, aparece cortada en dos por un canal flanqueado por árboles, convirtiéndola en un lugar agradable por el que pasear, independientemente de que quieras comprar algo en sus tiendas exclusivas o no. Medienhafen, cerca del puerto, es una zona de bares y restaurantes a orillas del Rhin; además hay 3 edificios del arquitecto Gehry muy curiosos.

 

Cerca del puerto está la torre de telecomunicaciones Rheinturm, a la que se puede subir por 9€ para tener unas vistas increíbles de la ciudad. Eso si, como casi siempre, mejor elegir un día despejado para que se pueda disfrutar por completo.

Recomendamos pasear por el río Rhin de punta a punta de la ciudad. Hay muchas zonas verdes que a los alemanes les encanta aprovechar para tomar el sol; además hemos pillado el día de la maratón así que el ambiente que se vivía era increíble.

El centro de la ciudad, muy bien representado por el distrito de Alstadt, es el barrio más popular de la ciudad. Se le conoce como “la barra más larga del mundo” porque en menos de un kilómetro cuadrado hay abiertos más de 100 locales (entre bares y restaurantes). El bullicio de la gente paseando o tomando algo en los bares da una vida a la ciudad increíble. Destacamos Markplazt, una bonita plaza en la que se encuentra el Ayuntamiento y el monumento ecuestre de un importante personaje local (Jan-Wellem).

 

Habíamos leído que había un jardín japones muy bonito – Eko-Haus Der Japanischen Kultur – así que hemos ido en bus hasta ahí. Es pequeño pero precioso; y un mar de tranquilidad en la ciudad. Pero si no tenéis mucho tiempo no lo consideramos un imperdible; ya que además está un poco alejado del centro. El jardín se puede visitar gratuitamente, para ver el templo budista en el interior hay que pagar 3,50€.

 

Para el transporte hemos comprado un ticket de 24 horas por 13,80€ que es valido para 2 personas, ya que solo íbamos a estar esa tarde en la ciudad y queríamos ver lo máximo posible. Lo hemos utilizado en el metro, tram y bus. A la mañana siguiente cogimos un tren a Colonia, tarda cerca de 40 minutos y nos costó 23€ para los dos.

Colonia

Köln (en alemán) es la cuarta ciudad de Alemania, con poco más de un millón de habitantes. Llegamos a media mañana y teníamos hasta el día siguiente para conocerla.

Sin duda que la grande atracción de la ciudad es su Catedral. El mayor edificio gótico del mundo y durante mucho tiempo la edificación más alta. Tardó 600 años en construirse y ha sobrevivido intacta al impacto de más de 70 bombas durante la guerra. Por 4€ su puede subir a la torre, eso si, preparaos para un sin fin de escalones en caracol!!

 

Las calles Hohe Straße y Schildergasse, en el centro de la ciudad, son comerciales y se pueden encontrar tiendas de todos precios y para todos los gustos. Las plazas de AlterMarkt y Heumarkt son muy bonitas y entre ellas se encuentra el ayuntamiento.

 

El Hohenzollern Bridge es el puente más famoso de la ciudad, ferroviario y peatonal, recomendamos el paseo hacia el otro lado del Rhin para sacar las mejores fotos de la ciudad. No solo hay candados en Venecia o París!!

 

Decidimos acabar nuestra escapada relajándonos en las Claudius Therme, unas termas muy famosas en la ciudad. Están alejadas del centro pero merece la pena acercarse para disfrutar de sus piscinas interiores y exteriores. Eso si, llevad toallas, porque el alquiler de las suyas sale muy caro, 6€ por persona!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s