Besalú

Otro encantador pueblo medieval de Catalunya. Seguro que ya habéis oído hablar de Besalú, o por lo menos habéis visto su típica foto de postal del puente de entrada al pueblo. Está a unos 35 km de la ciudad de Girona y es, sin duda, una visita obligatoria en la zona de la Garrotxa.

20171111_144406

Besalú fue un importante núcleo comercial durante la Edad Media, a su territorio acudían comerciantes de todas partes de Europa. Su origen data del Siglo X con el establecimiento de un castillo-fortaleza en lo alto de un cerro que con el paso del tiempo fue evolucionando y ampliándose con la construcción de iglesias, monasterios y murallas. Hoy día todavía conserva numerosos edificios importantes que en 1966 llevó a la ciudad a ser declarada Conjunto Histórico Nacional.

De esos edificios destacamos el Hospital de Sant Julià, fundado por los Condes de Besalú en el Siglo XII para atender a los peregrinos y pobres que pasaban por la ciudad; hoy día es un centro socio-cultural que conserva la fachada de la antigua iglesia, de estilo románico y con decoración de flores y animales.

20171111_141408

En la Plaza Prat de Sant Pere, en el centro del pueblo, se encuentra el Monasterio de Sant Pere del que tan solo queda en pie la iglesia, lo más destacado es su fachada que contiene las figuras de dos leones, símbolo de fuerza y poder de la iglesia sobre el mal, representado por la figura de un mono. Solo se puede visitar en una visita guiada que se puede comprar en la oficina de turismo. Si no, la otra opción es colocar una moneda para que se enciendan las luces durante unos minutos.

Pero lo más destacado y histórico que este pueblo sigue conservando es el Mikvé, único en España y uno de los tres encontrados hasta el momento en Europa. Fue descubierto casualmente en el año 1964 cuando se hacían reformas en la casa situada justo encima. No está abierto al público y solo es posible visitarlo mediante la ruta guiada que os comentamos antes.

20171111_143152

Para los que nunca habéis oído hablar de un Mikvé, es un espacio donde se realizaban los baños de purificación prescritos por el judaísmo. En este caso, consta de 36 escalones que descienden desde la sinagoga a una especie de piscina que capta el agua del Riu Fluvià, ya que el agua siempre tenia que provenir de una fuente natural.

Para la purificación las mujeres y hombres debían estar lavados y peinados para que el agua sagrada les impregnara totalmente. Los hombres realizaban el ritual normalmente los viernes por la noche, antes de la celebración del shabbat, cuando habían tenido contacto con algún muerto o siempre que querían convertirse al judaísmo, en cambio, las mujeres lo hacían una vez al mes después de la menstruación o tras el parto.

En los alrededores de la Mikvé se encuentran los restos de la antigua judería de Besalú. Callejuelas estrechas y sinuosas, algunas sin salida, que se mantienen en el tiempo como recuerdo de siglos pasados.

Recomendamos que hagáis el paseo junto al río, es una zona verde con las mejores vistas del puente y desde donde podréis hacer las mejores fotos! Si tenéis tiempo y podéis esperar el caer de la noche, la iluminación de las calles y del puente es extraordinaria.

Los encantos de este pueblo son muchos, lo que le ha convertido en un atractivo turístico para mucha gente. Es normal ver a grupos organizados bajando de sus autobuses y inundando las calles, sobretodo en verano. Pero que eso no os quite las ganas de visitarlo, hay otras épocas del año para disfrutar de esta joya medieval.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s