Cartagena

Cartagena es una ciudad cuya historia ha estado marcada por su gran riqueza minera, con minas de plomo y plata, y también por tratarse de uno de los puertos naturales más importantes del Mediterráneo. Es una ciudad protegida por murallas, pero también por numerosas baterías de artillería que se distribuyen por las colinas que rodean la bahía de entrada al puerto de la ciudad.

Nosotros estuvimos un día visitando la ciudad y la mejor opción es comprar el abono Cartagena Puerto de Culturas que incluye la entrada para varios museos y transportes turísticos. Hay diferentes opciones a elegir:

  • El abono completo que incluye todo por apenas 22€ por persona
  • El abono a la carta que puede ser de 4 museos (12€), 5 museos (15€) o 6 museos (18€)

Centro Histórico

El centro histórico se extiende al pie de la colina del castillo y es casi todo peatonal. Aquí se pueden ver algunos monumentos, como el Palacio Consistorial, una de las maravillas modernistas más impresionantes de Cartagena, con 100 años de antigüedad, está situado en la Plaza del Ayuntamiento y fue construido entre 1900-1907 por los arquitectos Tomás Rico y Francisco de Paula sobre un antiguo edificio del siglo XVIII.

Hay otros edificios de arquitectura modernista, como el Casino o el Gran Hotel, diseñado por Víctor Meltrí e inaugurado en 1916. Es un verdadero placer caminar por sus bonitas calles. Como era Julio y las temperaturas no bajaban de los 30 grados, no había casi nadie en la calles.

Teatro romano

La atracción turística mas conocida de la ciudad es, sin lugar a duda, el teatro romano. Fue descubierto en 1988 bajo las ruinas de la Catedral Vieja, que había sido destruida durante los bombardeos de la Guerra Civil Española.

20190702_114928

La visita empieza por el Museo con objetos encontrados en las excavaciones y que contemplan diferentes épocas, hay vídeos con imágenes virtuales donde se puede ver como el teatro se fue transformando en la época bizantina, musulmana, y cristiana.

20190702_114429

Al final existe un túnel que nos conduce al espectacular teatro, una gran obra de finales del siglo I a.C, restaurado a lo largo de los años. Con un aforo estimado de 7000 personas, albergaba grandes espectáculos y está ubicado en uno de los cerros más elevados de la ciudad. Hay zonas de la gradería que no se pueden pisar por temas de desgaste del monumento, pero aún así se puede subir y bajar sin problema para disfrutar la visita.

Museo-refugio de la Guerra Civil

Durante la guerra civil, Cartagena fue una de las ciudades más castigadas por los bombardeos de la aviación ítalo-alemana. Se construyeron una serie de refugios antiaéreos por toda la ciudad con el objetivo de proteger a la población. Los refugios de la Calle Gisbert fueron levantados en 1937, en la colina de la Concepción, siendo uno de los más grandes excavados en la ciudad, tenia una capacidad para albergar unos 5.500 personas.

En este museo se puede apreciar lo que la gente tuvo que hacer para sobrevivir, y también varios carteles originales, carteles de propaganda y otros artefactos de la época. Se pueden escuchar conmovedoras historias en primera mano sobre el conflicto, y aprender sobre las maneras ingeniosas en que la ciudad intentó engañar a las fuerzas franquistas para bombardear las ubicaciones equivocadas.

Castillo de la Concepción

Una visita a Cartagena no estará completa si no se sube a la colina del castillo a ver las vistas panorámicas de la ciudad y la bahía. Se puede hacer caminando, pero es más recomendable subir el ascensor panorámico de 45 metros de altura ya que está incluido en el abono de la entrada.

Cartagena había estado en declive por mucho tiempo cuando los árabes llegaron a España. Y durante siglos se creyó que no habían dejado huella en la ciudad, pero la excavación de las paredes de esta fortaleza ha demostrado que era una Alcazaba, un palacio fortificado islámico en la Edad Media. Mucho antes de eso había sido un templo romano para Asklepio, y las cisternas de ese tiempo todavía están intactas.

La mayor parte de lo que queda ahora es del siglo XIII, después de la «reconquista» cristiana, con pequeños indicios de este período visibles en las tallas de águilas y rosetas.

Barrio del Foro Romano

Situado al pie de una de las pequeñas colinas de la ciudad, el Molinete, en los últimos años se han sacado a la luz los restos arqueológicos de una manzana de la antigua ciudad romana, los cuales se pueden visitar desde 2012.

barrio 2

En estas excavaciones se encuentran los restos de la llamada Casa del Atrio, de la que destacan sus pinturas, gran parte de las cuales están en proceso de restauración. Y también se pueden ver algunas estancias de unas termas romanas, con su peristilo, patio de 600 metros cuadrados que antecede al circuito termal. Hay que destacar también la antigua calzada romana del siglo I que se puede ver a través de un cristal.

Museo ARQUA

ARQUA es un centro nacional de arqueología marina: un lugar para ver artefactos históricos notables de sitios submarinos, pero también una instalación de investigación para expertos y eruditos en el campo. Se puede ver cómo los arqueólogos analizan sus descubrimientos en el área de laboratorio, que tiene pantallas interactivas para niños.

Entre los muchos artefactos a visitar están los colmillos de marfil cartagineses y el tesoro de Nuestra Señora de las Mercedes, una fragata que se hundió a principios del siglo XIX con 14,5 toneladas de monedas de oro y plata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s