Bordeaux

La capital de la región de Aquitania, patrimonio de la UNESCO desde 2007, está situada en el suroeste del país, en un meandro del río Garona y muy cerca de la desembocadura de éste en el Atlántico. El paseo junto al río, creado hace pocos años por el paisajista Michel Corajoud, es una zona que invita a pasear.

Es que Burdeos es una ciudad perfecta para pasear y pasear. Nos metemos por las estrechas calles empedradas del casco antiguo y empezamos a alucinar con las típicas casas francesas del s. XVIII, de piedra calcárea, con sus balcones estrechos y barandillas de hierro forjado, y sus tejados de pizarra gris. La gran mayoría de estas calles son peatonales.

Place de la Bourse

Emblema de Burdeos en todo el mundo desde hace siglos, esta plaza ha contribuido al auge de la ciudad, su comercio y su reputación, además de constituir una de las obras más representativas de la arquitectura clásica francesa del siglo XVIII. Desde el 1869, adorna la plaza la fuente de las Tres Gracias.

En 2006, se construyó el espectacular Miroir d’eau, uno de los lugares más fotografiados de toda la ciudad y Patrimonio Mundial contemporáneo. Se trata de una gran explanada de 3450m2 que alterna efectos de espejo y de niebla. No os imagináis lo bien que sienta descalzarse y divertirse un rato haciendo fotos y vídeos en este lugar increíble y tan original.

Catedral de Saint Andre y la torre de Pey-Berland

Situada en el corazón de la ciudad y cerca del ayuntamiento, se encuentra la Catedral de Saint Andre y su campanario (torre de Pey-Berland). Ambas conforman el monumento religioso más bello de Burdeos. La catedral forma parte del Patrimonio de la Humanidad como parte de los Caminos de Santiago de Compostela en Francia.

Lo original de este conjunto es que el campanario se encuentra separado de la catedral. La Torre de Pey-Berland tiene 66 metros de altura y se puede visitar por 6€. Las vistas desde arriba no son extraordinarias y de verdad no creemos que merezca la pena lo que vale la entrada.

Pont de Pierre

El Pont de Pierre fue mandado construir por Napoleón e inaugurado en 1822, siendo el primer puente a conectar las dos orillas del rio Garona. Hasta entonces, era necesario cruzar el río en barco. Una curiosidad es que este puente tiene 17 arcos que es también el número de letras que tiene el nombre de Napoleón Bonaparte.

20190814_131923

Porte Cailhau

20190814_130511La porte Cailhau o puerta del palacio es una de las antiguas puertas de la ciudad amurallada de Burdeos. Sus orígenes se remontan al siglo XV. Dada su ubicación en la zona cercana al río, la porte Cailhau era la entrada principal a la ciudad desde el puerto.

Gran Teatro – Opera Nacional de Bordeaux

El Grand-Théâtre es una de las salas de espectáculos del siglo XVIII más bellas del mundo. Esta obra maestra de Victor Louis fue construida en la época de Luis XVI. En tres ocasiones, la sala de espectáculos fue sede de la Asamblea Nacional, en circunstancias más bien trágicas ya que Burdeos ascendió al rango de capital en 1870, 1914 y 1941.

20190814_113550

Monument aux Girondins y la Place des Quinconces 20190814_112052

Otro de los lugares más fotografiados de la ciudad y uno de los más emblemáticos de la Revolución francesa es esta plaza de 12 hectáreas, la más grande de Europa. Situada cerca del río, la Place des Quinconces es el lugar por excelencia para ferias, circos, eventos deportivos y eventos artísticos de Burdeos.

En la parte cercana al río, hay dos columnas con estatuas dedicadas al transporte marítimo de Burdeos y las actividades comerciales. En el lado más cercano al centro de la ciudad se encuentra el majestuoso Monument aux Girondins, una gran fuente ornamental que rodea una columna coronada por una estatua de la libertad.

Grosse Cloche

20190814_155924El Grosse Cloche es el campanario del antiguo ayuntamiento de la ciudad. Junto a la puerta Cailhau, es uno de los pocos monumentos civiles de origen medieval que conserva la ciudad. Fue construida en el siglo XV sobre los restos de la antigua puerta de San Eloy (también llamada Puerta de Santiago) del siglo XIII. Bajo la misma pasaban los peregrinos hacia Santiago de Compostela. La campana actual se incorporó en 1775 y pesa alrededor de 7800 kg.

Iglesia de San Michel “La Flèche”20190814_160854

La basílica de Saint-Michel, de estilo gótico, es uno de los principales lugares de culto católico en la ciudad de Burdeos. Fue construida entre los siglos XIV y XVI. 

De forma inusual, al igual que sucede en la catedral de Saint-Andre, el campanario se erige de forma independiente junto a la iglesia, en lugar de en la parte superior de la misma. Se le llama “La Flèche” y con sus 114 metros de altura el imponente campanario es considerado el más alto del sur de Francia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s