Arcachon

Arcachon es un pueblo costero muy cerca de Burdeos, a una media hora en coche. Se desarrolló gracias a los burgueses de la capital de Aquitania que aquí tenían sus residencias a partir de finales del siglo XIX y durante la Belle Époque. El pueblo sorprende nada más llegar por las grandes y coloridas casas de veraneo antiguas que se ven en las calles principales.

La Ville d’Hiver es el barrio de invierno, situado tierra adentro. Los hermanos Pereire lo planificaron en 1852 después de haber extendido la vía de ferrocarril para que la gente pudiera ir a Arcachon a respirar la brisa del océano y el olor de los pinares. En este pueblo podemos encontrar barrios para todas las estaciones, de modo que al oeste encontramos la Ville d’Automne, frente a las playas de la costa norte se extiende la Ville d’Eté y, más al este, la Ville de Printemps. Estas zonas indican el momento del año en el que los propietarios de las grandes casas pasaban el tiempo en la villa.

Las mansiones, de estilo novecentista, son un lugar protegido, de modo que cualquier nueva construcción debe respetar la arquitectura del lugar. Además, el consistorio obliga a los propietarios a podar los setos de modo que los transeúntes puedan ver bien las casas, porque son un patrimonio importante y son dignas de verse.

A nosotros nos pilló un día bastante nublado, y creemos que por eso el pueblo perdió un poco de ese encanto que habíamos leído en posts de otros viajeros. Aun así, nos gustó mucho hacer todo el paseo marítimo y adentrarnos en calles de casas preciosas, soñando con cual podría ser la nuestra!

Dune du Pilat

Muy cerca de la ciudad se encuentra este lugar único y alucinante. Se puede llegar en coche, a tan solo 10 minutos del pueblo, o en bicicleta ya que hay un carril bici habilitado para ciclistas. Esta duna de arena blanca, más propia del desierto del Sáhara, tiene cerca de 115 metros de altura y está situada justo en frente al océano, rodeada de un bosque frondoso de pinos, por lo que no se ve hasta que nos acercamos a sus pies.

El aparcamiento cercano a la duna es gratis durante 30 minutos y luego vale 4€ por 4 horas. Nosotros fuimos en Agosto, época alta para todo, y nos encontramos con el parking lleno, pero en la carretera también se puede aparcar y solo os tocará caminar un poco más! Desde el aparcamiento hasta la duna hay un sendero que tarda unos 10 minutos, lo que empieza por ser un bosque normal de repente os dais cuenta que la tierra se convierte en arena blanca de una playa!! Empieza a ser la hora de quitarse las bambas y caminar descalzo!

Entre abril y octubre hay una escalera apoyada en la duna que permite subir la pendiente sin esforzarse, pero nosotros subimos por un caminito que vimos a la izquierda de la escalera y que nos parecía menos plagado de turistas!

Desde lo alto se puede disfrutar de una vista espectacular de la bahía y, sobre todo, de los bancales de arena que dan al océano. Y del otro lado un frondoso bosque de pinos que parece no tener fin. La verdad es que es un lugar para alucinar, como es posible que la naturaleza hay creado tan gigantesca obra de arte en medio de la nada?!

Nos quedamos horas en la cima, en una zona mas apartada de la entrada y por eso con mucho menos gente! Hicimos muchas fotos y vídeos, disfrutamos las vistas y nos tiramos como niños cuesta abajo para después volver a subir hasta arriba!

Es, sin duda, una visita obligatoria si estáis por esta zona de Francia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s